El renting de impresoras

El renting de impresoras

El mercado de las impresoras y fotocopiadoras ha evolucionado mucho. Años atrás tenían un coste que podríamos considerar alto, sobre todo comparándolo con el actual. Hoy día, puedes encontrar modelos de impresoras que cuestan menos que los cartuchos de tinta. Además, actualmente es normal que impresora y fotocopiadora formen una única máquina, no dos aparatos distintos.

Pero aparte de haber bajado los precios de estos equipos, han surgido nuevos contratos para hacer uso de ellos.

En qué consiste el renting de impresoras

El renting de impresoras consiste en un servicio para empresas en el que se paga una cuota fija, durante un plazo que va desde los 24 a los 60 meses. Si lo utilizas, te permitirá contar con un equipo de impresión de última tecnología sin necesidad de hacer ninguna inversión. En ese caso firmarás un contrato de
renting que se caracteriza por:

  • Tener un equipo de sustitución en caso de avería que no puedas arreglar in situ.
  • Reparación de la impresora/fotocopiadora en el lugar donde la tengas.
  • Se incluye la tinta o tóner, así como los consumibles.
  • Tienes un servicio técnico incluido en la cuota.
  • No aumentarás el endeudamiento de tu empresa ya que se trata de un gasto deducible.
  • Muchas empresas facilitan la posibilidad de hacer contratos flexibles que pueden modificarse para ampliar o reducir los servicios acordados inicialmente.

Así pues, solo tendrás que preocuparte de llenar el depósito de papel, de lo demás se encargará la empresa de renting.

Se trata de una opción muy interesante si en tu empresa utilizáis mucho este tipo de aparatos, puesto que todos los gastos, menos el papel, están cubiertos por una sola cuota mensual. Como con este sistema tu empresa siempre dispondrá de un equipo nuevo, los potenciales problemas que presentan estos aparatos a lo largo de los años se reducirán.