Ventajas de la administración de dispositivos a distancia

Ventajas de la administración de dispositivos a distancia

Gracias a la digitalización e Internet, la efectividad de las
empresas ha aumentado. Las organizaciones se enfrentan al dilema de incorporar los dispositivos
digitales al mundo laboral, lo que ha causado un aumento en la competitividad
empresarial. La razón es que los nuevos aparatos solucionan gran parte de los problemas
de las compañías y reducen los costes.

Otra ventaja de incorporar dispositivos móviles es la movilidad
laboral y el trabajo desde casa. A pesar de ser una práctica bastante conocida, no
está muy extendida entre las empresas. Por ello, en este artículo vamos a centrarnos en
la administración de dispositivos: software y aparatos a distancia.
Además, también os detallaremos las ventajas que supone esta forma de
trabajo para una compañía. 

¿Cómo funciona la administración y gestión de equipos?

La gestión a distancia de dispositivos es mucho más
sencilla e intuitiva para los administradores IT y el personal de soporte técnico. Consiste en una
visualización para gestionar todos los dispositivos (impresoras, ordenadores, portátiles,
tabletas, etcétera) conectados a nuestra red. De esta forma, se controla todo desde un mismo
sitio.

¿Cuáles son las ventajas de la administración de dispositivos?

Gracias a la centralización de todos los dispositivos en un mismo
lugar podemos tener acceso a ellos de forma inmediata. Los puntos positivos son múltiples:

Podemos llevar a cabo la actualización de software de varios
equipos al instante. Por ejemplo, podemos instalar varias impresoras a la vez desde la consola de control.
Así ahorramos tiempo y dinero.

El mantenimiento es más fácil para el personal
técnico. La visualización de los equipos permite anticiparse a los problemas y ejecutar
herramientas de diagnóstico a distancia para comprobar el estado general del sistema.

En el caso de las impresoras, podremos generar avisos para alertarnos del
estado de la tinta, si falta papel, quién ha usado la impresora, qué usuarios necesitan
imprimir, etcétera.

Otro aspecto favorable de incorporar la administración
de dispositivos
a nuestra compañía es que redunda en el comportamiento global
del sistema. Una red necesita funcionar a la perfección y con el menor número de
sobresaltos. Gracias a un vistazo al panel de control, cualquier persona puede comprobar el estado de los
equipos. Además, también se pueden enviar informes y alertas desde cualquier
dispositivo para informar al personal técnico de posibles fallos y problemas.

El acceso remoto es posible mediante una consola de gestión.
Imagínate que tienes varias oficinas en distintas ciudades y lugares; el control a distancia te
permite tener acceso a todo tu equipamiento informático desde cualquier sitio. Lo mismo sucede
con las empresas que llevan el mantenimiento de nuestros equipos. Gracias al acceso remoto, la
gestión diaria es más fácil.

La seguridad aumenta al dividir a los usuarios por permisos. Instalar
drivers se convierte de repente en una cuestión sencilla. De esta forma, evitas que los usuarios
instalen software y virus en tus equipos.

Por si fuera poco, es posible la realización de informes de todo tipo
que nos avisarán de cualquier problema en el momento. Los informes también son
útiles a la hora de establecer presupuestos de compra de material. Al saber qué aparatos
fallan más, se evita su compra en el futuro y se reducen costes.